Beneficios de la natación en los bebés

0
219

La natación es uno de los deportes más completos y sanos que existen. No solamente para los adultos si no también para los niños.

El agua es un excelente medio para la salud de un niño, a veces olvidamos que estuvimos en el líquido amniótico y esto nos dió habilidades especiales para desenvolvernos en un medio líquido.

Los pediatras recomiendan el introducir esta práctica a muy temprana edad cuando el instinto hace que el niño se sienta “como un pez en el agua”.

La natación para bebes no tiene mucho que ver con el nadar o aprender a nadar.

Ya que los niños son muy pequeños para adquirir o desarrollar autonomía en el agua o alcanzar los movimientos de natación.

Los bebés menores de un año se adaptan más rápidamente al agua qe los niños mayores, ya que el miedo al agua se adquiere conforme el niño va creciendo.

La natación para bebés se recomienda a partir de la tercera semana de nacer.

12 beneficios de la práctica de la natación infantil

1- Aumenta el desarrollo psicomotor y el tono muscular:

Los bebés adquieren mediante la práctica de la natación un importante desarrollo psicomotor y una mayor coordinación motriz.

El entorno acuático les facilita los movimientos y experiencias motrices que llevan al aumento del repertorio motor y fortalecen el sistema cardiotorácico.

Es muy importante destacar la regulación del tono muscular, es muy importante para la estática, el equilibrio y el movimiento.

Los bebés a muy temprana edad tendrán nociones de desplazamiento y distancia con una gran riqueza y sensibilidad.

2- Ayuda al sistema inmunológico:

El pequeño adquiere mediante la práctica de la natación una ayuda al sistema inmunológico para combatir enfermedades de carácter infeccioso.

3- Incrementa el tono muscular:

El niño incrementa el rendimiento muscular, la movilidad y la rapidez.

El agua tiene un factor hidrodinámico que aumenta la tonificación muscular del pequeño cuando se desplaz en el agua.

4- Mejora la movilidad intestinal:

La natación mejora la movilidad intestinal e incrementa el apetito del infante.

5- Fortalece el sistema cardiorespiratorio:

La natación fortalece el corazón y los pulmones debido al trabajo respiratorio que se realiza en el agua.

Se aumenta la eficiencia en la oxigenación, traslado de la sangre y fortaleciendo el aparato cardiorespiratorio.

Facilita la respiración y oxigenación del organismo.

6- Aumenta la resistencia y la creatividad:

El niño aumenta la capacidad de adaptarse a los cambios de temperatura, al movimiento y a la fuerza del agua.

Mientras nadan, los niños se sienten protagonistas en el agua, esto provoca un estímulo positivo que hace que su creatividad aumente.

7- Relaja a los bebés:

La natación es una práctica que relaja a los bebés, ya que elimina la tensión nerviosa y el estrés.

Esto es debido a las propiedades antiestresantes y relajantes que posee el agua.

En el caso de niños hiperactivos les ayuda a conseguir relajacion y sueño.

8- Desarrolla habilidades vitales de supervivencia:

Al practicar natación el niño va adquiriendo la capacidad de flotar y girarse sobre si mismo por instinto en caso de que caiga al agua.

9- El niño gana seguridad y confianza:

Los bebés se sentirán seguros y disfrutan en gran medida ya que sus padres centran su atención en ellos.

Esto provoca que el sentimiento de independencia y autoconfianza del bebé aumenten y creen factores para fomentar el incremento de su inteligencia.

Al dominar su cuerpo en un medio tan inseguro, el niño se siente satisfecho.

10- Fortalece el vínculo entre el bebé y sus padres:

Uno de los objetivos más importantes de esta actividad se centra en reforcar el vínculo de amor y confianza entre el infante y sus padres.

Hace que compartan una experiencia original, única e irrepetible que fortalece la relacion afectiva y cognitiva entre ambos.

11- Aumenta el coeficiente intelectual del niño:

Es muy importante destacar y recalcar que mediante la práctica de la natación se ve un aumento significativo en el desarrollo de la capacidad intelectual del infante.

Los expertos en pediatría recomiendan esta práctica en los primeros meses de vida del infante.

Está demostrado que los bebés que han hecho natacion en los 2 primeros años de su vida desarrollan una mayor percepción del mundo que los rodea, son más creativos y observadores.

El agua estimula la capacidad de juego del niño lo cuál repercutirá positivamente en aprendizajes futuros.

12- Favorece la socialización:

El bebé aprende a socializar sin traumas en un ambiente lúdico y recreativo, desarrollándose como personas y su entorno naturalmente.

La convivencia en la alberca con otros niños le ayudará a relacionarse mejor, además aprenderá a compartir y realizar actividades con otras personas.

Los infantes adquieren más confianza para comunicarse y desarrollarse en grupo.

La práctica de la natación ayuda al infante a fortalecer vínculos con sus padres, a ser más sociables así como estimular su desarrollo en general.

¿Cuándo puede empezar un bebé a establecer relación con el agua?

El bebé está preparado para empezar su relación con el agua en cualquier momento siempre y cuando sea en la bañera de la casa una ve que esté curado el ombligo.

En el caso de albercas se deberá esperar una vez que el infante haya cumplido los 6 meses de vida.

Los 6 meses es la mejor edad para que el bebé empiece a reconocer la flotación y aprenda a flotar.

El motivo por el cual no se recomienda la práctica a bebés de menos de 6 meses es que hasta el cuarto mes de vida no termina de formarse el sistema inmunológico de los bebés y las posibilidades de tener resfriados o infecciones aumentan notablemente.

El niño aprende a valorar los peligros de hacer algo a solas, girarse o flotar.

Algunos aprenden estas habilidades a partir del año y medio, otros a partir de los 2 años.

Si su bebé no ha credico con el agua aprenderá a los 3 años y medio o 4.


La natación para bebés es uno de los mejores métodos de estimulación temprana que existen.

Ya que crea un ambiente de juego y placer para el infante, el cuál aporta beneficios importantes sobre el bebé debido a los componentes físicos que contiene esta actividad.

Más de un niño se ha salvado de morir ahogado en una alberca gracias a que ha aprendido a flotar.

La natación trae múltiples beneficios para los más pequeños de la casa, tanto físicamente como en su salud mental y emocional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here