Beneficios de la práctica del ballet

0
33

El ballet nació en el renacimiento Italiano, como parte de la ópera durante los siglos XV y XVI. Posteriormente se explayó desde Italia hasta Francia.

Anteriormente, el ballet era una danza para entretener a los aristócratas de la época. Sin embargo, en la actualidad ha ido ganando popularidad debido a sus beneficios.

Se piensa que bailar clásico es muy fácil. Lo maravilloso de este trabajo es precisamente la apariencia de sencillez y naturalidad que proyecta el bailarín al ejecutar sus movimientos, pero eso sólo es posible cuando se alcanza el dominio de esos procesos cerebrales y de la técnica.

Cuando nos hablan de ballet, pensamos en la frágil silueta de una bailarina, vestida con tules y sus pies de punta.

Al adentrarnos en ése mundo poco a poco nos damos cuenta del gran trabajo, esfuerzo y disciplina que conlleva la práctica del ballet.

Actualmente existen miles de academias con profesionales capacitados que ofrecen cursos de ballet como hobbie. Siempre dejando en claro que no importa la edad o condición física, si no el entusiasmo que se tenga para realizarlo y mejorar su salud.

La práctica del ballet también se ha llevado a las calles, demostrando que quizá no exista una práctica tan completa para el cuerpo y la mente.

¿Porqué se dice que el ballet es un acto desarrollado?

Se dice que el ballet es un acto desarrollado debido a que es aprendido. Moverse y bailar es una capacidad innata, pero también es una forma de expresión de las culturas.

Es un acto desarrollado porque involucra funciones del sistema nervioso, cuyo trabajo es vital en el control de los complejos movimientos corporales que requiere la danza.

El ballet requiere entrenamiento para refinar los movimientos mediante ciertas técnicas y provocar emoción estética.

El ballet es un arte que involucra la atención, memoria, voluntad, sensibilidad, emoción y muchas movilidades sensoriales además del movimiento.

Beneficios del ballet

Cuando vemos bailarines profesionales en el escenario, observamos poses perfectas y agraciados movimientos.

Pero si los observamos de cerca es evidente su arduo esfuerzo. A continuación te presentamos algunas beneficios de la práctica del ballet.

1- Nos brinda energía, movilidad y músculos:

Al practicar esta diciplina notaremos al pasar de los días un aumento en nuestros niveles de energía, mejoraremos nuestra agilidad y nuestros músculos se verán tonificados y alargados.

2- Ganaremos una mayor elasticidad:

Requerira que invirtamos un poco de tiempo y esfuerzo. Pero lo cierto es que existe un 100% de posibilidades de mejorar la elongación con el ballet.

Ganaremos una mejor circulación sanguínea, disminuirán los dolores musculares, vamos a prevenir lesiones durante el ejercicio y la inflamación post ejercicio.

El ballet también da placer a quienes lo miran, mediante la emoción estética, pues en ellos se activan las llamadas neuronas espejo, que hacen al espectador equipararse al bailarín.

3- Mejoraremos nuestra postura:

En el ballet nunca es tarde para comenzar a practicarlo, sin importar la edad a la que empieces ganarás una excelente postura.

Esto es debido a que para bailar debes “ampliar tu pecho” lo cual es consecuencia de un trabajo muscular constante de la espalda.

De esta manera conseguiremos un mejor soporte para realizar nuestras actividades diarias.

4- Mejoraremos nuestra concentración:

Para poder lograr un paso o postura correcta se pueden realizar más de 20 correcciones:

  • Tensión de los brazos y piernas.
  • Estirar los codos.
  • Alargar el cuello.
  • Postura derecha.
  • Pecho amplio.
  • Pies estirados.
  • Peso elevado.

Si consideramos que a todo esto se le añade música y que debemos bailar, podremos entender porqué las personas que practican ballet poseen una mayor concentración.

El ballet, como otras actividades del arte, es un logro personal, alcanzado mediante la disciplina y el esfuerzo. Y, además de su valor artístico, promueve el desarrollo cerebral y el de la inteligencia.

5-Equilibrio y coordinación de movimientos:

Relacionado con lo anterior, al ganar una buena postura, músculos alargados y elasticidad suficiente, lograremos un excelente equilibrio y coordinación.

De esta manera evitaremos en gran medida del riesgo de sufrir caídas por desestabilidad.

6-Ampliaremos nuestro círculo social:

Con la práctica del ballet podemos interactuar con otras personas y encontrar similitudes con ellas.

La mayoría de funciones, prácticas y demás se realizan en grupo.

Si nos adentramos en el mundo del ballet lograremos amistades reales y una grán conexión con nuestros compañeros de barra.

La mayoría de rutinas, clases y prácticas de ballet son grupales, es necesario establecer conexiones con las personas que te rodean y una sincronía en cada uno de sus movimientos. Esto favorece las habilidades sociales de las personas.

7- Tonifica nuestro cuerpo:

Las clases de ballet se encofan en diferentes partes del cuerpo: brazos, piernas, músculos del estómago, pies y tobillos.

Los cuales se van tornando cada vez más fuertes y firmes. Practicarlo regularmente indudablemente nos dará una figura más alargada, delgada y elegante.

Los beneficios se empezarán a notar en cuestión de unas pocas semanas de asistencia regular a las clases.

Sin embargo la sensación de bienestar será visible casi inmediatamente.

El ballet clásico o danza clásica es una forma de danza cuyos movimientos se basan en el control total y absoluto del cuerpo

8- Ejercita nuestro cerebro:

Mientras los bailarines ejercitan sus cuerpos, sus cerebros están siendo estimulados constantemente. No es posible participar de una clase sin concentrarse completamente.

Los principiantes deben prestar mucha atención al instructor para poder aprender y repetir cada coreografía.

Adicionalmente deben practicar constantemente para mejorar los pasos, posiciones y aprender a calcular su espacio en el salón al ritmo de la música.

Existen estudios que indican que la practica del ballet ayuda a reducir el riesgo de sufrir de demencia. Esto debido a que su práctica obliga a la mente a enfocarse y estimula el cerebro.

El ballet es un buen ejercicio para quienes sufren de Parkinson. Puesto que sus síntomas incluyen falta de equilibrio y coordinación, por lo que tomar clases regulares puede aliviar tempralmente esos problemas.

Por otra parte, aunque las clases de ballet aparentemente sean exigentes, son una excelente manera de aliviar el estrés. Puesto que el bailarín está completamente enfocado en el momento.

El cerebro, en el caso específico de la danza utiliza el lóbulo parietal que interviene en el desplazamiento sobre el escenario para lograr la integración del bailarín y el espacio.

Bailar produce placer debido a que se libera endorfinas y dopamina, neurotransmisores involucrados en el afecto y el amor; permite además la adhesión social (relacionado con la oxitocina) y nos hace más atractivos a los ojos de los demás.

Además ayuda a calcular la relación espacial entre el bailarín y sus compañeros, quienes están en movimiento y todo esto requiere un alto grado de concentración.

Beneficios de la práctica del ballet a temprana edad

Como actividad extra curricular, el ballet ofrece muchos beneficios para tus hijos que pueden trasladarse hasta las aulas de clases.

Puesto que crea ciertos valores en los niños que hacen que su conducta mejore en diversos aspectos.

Entre los beneficios de practicar ballet a temprana edad podemos mencionar:

  • Genera disciplina en los niños, pues en su práctica debe haber constancia y perseverancia para lograr los objetivos.
  • Les da mayor elasticidad y fortalecen los músculos de todo el cuerpo.
  • Brinda mayor coordinación y sentido del equilibrio lo que disminuye los riesgos de caídas.
  • El entrenamiento les ayuda a mantener y controlar su peso, reduciendo la obesidad infantil.
  • Los pediatras recomiendan a los niños con pie plano la práctica del ballet. Pues está comprobado que su práctica elimina esta condición mientras el niño va creciendo.
  • Estimula el trabajo en equipo.
  • Crea lazos de amistad entre todos los miembros y pule las habilidades sociales de tus hijos.
  • Reduce el miedo escénico de una forma muy efectiva.
  • El ballet ayuda a disminuir el estres y la ansiedad en los niños pues al realizar ejercicio su cerebro produce hormonas que lo hacen sentir más calmado y feliz. Al mismo tiempo eleva sus niveles de concentración.
Entre las actividades extraescolares hay un creciente grupo de pequeños interesados en el ballet, un ejercicio cuyo objetivo es contar una historia por medio del movimiento del cuerpo.

Por lo general el ballet es una práctica en la que predomina las mujeres.

A medida que los beneficios del ballet se han ido conociendo, más hombres han incorporado la danza a sus rutinas de ejercitación.

Muchos deportistas profesionales han descubierto los grandes beneficios del ballet. Por ejemplo el futbolista Rio Ferdinand.

En estados Unidos es común que los futbolistas tomen clases de ballet.

Aunque los estos deportistas no tengan intención de convertirse en bailarines profesionales.

Los deportistas entienden que el ballet hace que sus músculos sean más fuertes, mejoran su equilibrio y postura.

La danza y sus ejercicios prometen adelgazar, estilizar, elongar y relajar la mente.

Apto para cualquier edad la danza se convierte en el nuevo fitness.

Aunque parece fácil, es exigente y duro ya que compromete y hace trabajar todos los músculos al tiempo.

El ballet puede contribuir de manera significativa en nuestro bienestar, así que vale la pena animarse y buscar adentrarse un poco en ello.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here