¿Cómo afecta el asma a los adultos jóvenes?

0
52

El asma es una condición que se caracteriza por inflamar las vías respiratorias e hincharlas, dificultando el flujo del oxigeno a los pulmones.

Al encontrarse tensas las vías respiratorias, la persona tiene una gran dificultad para respirar. Se trata de un fenómeno que se presenta a manera de ataques.

Hay que tener presente que el asma afecta a cada persona según el tipo de asma. Por ejemplo, se sabe que existe el asma que ataca a las personas que han sufrido alergias o se encuentran pasando por un periodo de una enfermedad respiratoria específica.

El Asma provoca que las vías respiratorias se hinchen y se estrechen. Esto hace que se presenten sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos.

El asma sin embargo se cataloga como una enfermedad de por vida, pero que puede ser controlada con la ayuda de medicamentos. Aún en el caso de personas que llevan una vida activa y suelen ejercitarse, es seguro que esta enfermedad se convierta en un impedimento “casual”: es decir, que se presente esporádicamente.

¿Cómo afecta el asma a las personas?

El asma se caracteriza por un ataque donde la persona respira con muchísima dificultad, obligándolo a toser mientras siente una fuerte presión en el pecho. La falta del aire logra que la persona se canse con muchísima facilidad a la hora de ejercitarse.

Finalmente, la otra condición que acompaña un ataque de asma es el sonido sibilante que ejecuta la persona al inhalar y exhalar. Se sabe que los síntomas de esta enfermedad son aún más pesados en las horas de la noche. Y dichos ataques pueden llegar a ser mortales, requiriendo de ayuda profesional inmediata, según el caso.

El asma es una condición que empieza a percibirse a muy temprana edad. Hay que estar atento a los síntomas que ofrece esta condición, siendo los silbidos al respirar, lo mismo que la tos y la presión en el pecho, lo que más ayuda a identificar que una persona padece de este mal.

Cuando se presenta un ataque de asma, los músculos que rodean las vías respiratorias se tensionan y su revestimiento se inflama. Esto reduce la cantidad de aire que puede pasar por estas.

¿Qué tipos de asma existen?

  • Asma alérgica: ocurre cuando la persona se expone a alérgenos. Es decir, que la persona percibe el polen de las flores, o bien, el acaro desprendido del polvo o animales.
  • Asma estacional: tiene fuerte presencia en la época del verano y primavera. Ocurre cuando las plantas comienzan a liberar su polen.
  • Asma no alérgica: se presenta debido a infecciones respiratorias. Factores como los cambios de temperatura, que afectan la calidad del aire, pueden producirla.
  • Asma ocupacional: ocurre cuando la persona se encuentra en el trabajo, debido a las partículas del aire que se encuentran el escenario laboral. Por ejemplo, las partículas de metal, las resinas plásticas, entre otros olores fuertes, pueden desatarla.
  • Asma por ejercicio: es muy común, derivada de la estimulación que reciben los pulmones por el constante ejercicio. Su efecto es tan fuerte que la persona puede llegar a padecer de tos con frecuencia durante un tiempo de unos 40 minutos cómo máximo.

Es una condición que puede presentarse durante o después de haberse ejercitado.

Cuidados para una persona asmática

El asma es una condición que debe saberse tratar. La mejor manera de evitar un ataque de asma, es teniendo una vida saludable, donde la persona se mantenga al margen del estrés y las tensiones. Sí, también es importante la actividad física, pero no exagerada para así no abusar de la salud y resistencia de los pulmones.

El asma en adultos jóvenes hoy en día es muy común debido a los altos niveles de contaminación que afronta el mundo. Por eso es importante que la persona se mantenga en ambientes limpios, al margen de los alérgenos. Si sabes que un ramo de rosas puede desatar una crisis, entonces lógicamente mantente lejos.

Se recomienda también hacer uso de la vacuna antigripal para cuando inicia la temporada de gripe.

Las crisis de asma pueden ser muy peligrosas, por ello se debe tratar rápidamente con la medicación recomendada por el médico. También es importante aprender a identificar los síntomas iniciales de una crisis, como la Tos, cansancio inusual y sueño inquieto, entre otros.

Otros recomendaciones para tratar un ataque de asma

Es importante también que la persona aprenda a llevar un registro de su situación, como también de los síntomas que padece. Resulta imprescindible que la persona esté tomando a diario su medicación asignada, que generalmente es corticosteroide inhalado. Este es un medicamento de control a largo plazo.

De hecho por lo mismo, si el paciente está realizando un consumo más frecuente de las dosis del inhalador, resulta necesario dialogar sobre esto con el médico tratante. El uso de este inhalador es explicado directamente por el médico, de manera que la persona asmática sepa exactamente la dosis que debe usar, en caso de un ataque.

A la persona que padece de asma se le aconseja realizar ciertos ejercicios respiratorios, que estimulan las vías respiratorias y la actividad de los pulmones. Resulta esencial que la persona domine bien estos ejercicios para que pueda integrarlos en caso de un ataque.

Si el paciente está realizando un consumo más frecuente de las dosis del inhalador, resulta necesario dialogar sobre esto con el médico tratante.

El asma es una enfermedad bastante seria. Que a una persona se le inflamen sus vías respiratorias y esto impida la circulación adecuada del oxigeno, puede suponer un suceso fatal. Por eso, hay que estar bien alerta de todos los síntomas, para tomar medidas preventivas.

Dado el mundo actual en el que nos encontramos, donde la contaminación es un factor común en casi todos los países del mundo, con mayor razón se debe tener cuidado con este tipo de enfermedad respiratoria.

La buena noticia es que en el momento existen todos los fármacos para tratarla, tanto en casos de emergencia, como para que la persona lleve una vida cotidiana ordinaria.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here