¿Cuál es la importancia de la vitamina D?

0
123

Científicamente está comprobado que la vitamina D cumple varias funciones importantes dentro del cuerpo humano. Una de las más importantes se encuentra en su capacidad de absorción del calcio. Y como bien se sabe el calcio cumple una labor importante en el desarrollo de nuestros huesos.

La vitamina D cumple diferentes funciones en el organismo, entre las que destaca la absorción del calcio por parte del organismo, un mineral que es esencial para el desarrollo y crecimiento de los huesos y para mantenerlos fuertes. Sin la vitamina D el calcio no puede ser absorbido.

Sin el impacto que realiza la vitamina D, el cuerpo se encuentra propenso al desarrollo de enfermedades como lo es la osteoporosis, mientras que en el caso de los niños puede ser motivo de evolución del raquitismo, que es propiamente la deformación de los huesos. Su mayor protagonismo tiene que ver con el calcio.

Sin embargo, se ha logrado percibir que esta vitamina representa un fuerte escudo de protección frente a las células cancerígenas.  Aquellas personas que en su metabolismo poseen grandes niveles de vitamina D, cuentan con un porcentaje del 40% de menos riesgo de padecer de enfermedades cancerígenas, tal como lo es el cáncer de colon.

¿Para qué es buena la vitamina D?

Además de la función en la metabolización del calcio, diferentes estudios han demostrado que la vitamina D cumple también una función protectora frente a determinados tipos de cáncer como el de colon, de próstata, mama y de piel.

La vitamina D se encuentra presente hasta en los mismos rayos del sol. Y ya este dato dice mucho de los alcances que tiene este tipo de vitamina. Además de ayudar a mantener a la persona al margen de enfermedades como el cáncer de piel, mama o próstata, esta vitamina es una excelente aliada contra la diabetes y la hipertensión.

Se trata de una fuente de energía que permite que tu metabolismo este mucho más equilibrado y tengas una clara concentración a lo largo del día. Aporta significativamente a la circulación de la sangre, por lo que es un gran apoyo contra las enfermedades cardiovasculares.

Hay que agregar de manera muy importante que representa un gran aporte para el tejido muscular. Así que si quieres que esas rutinas en el gym te otorguen los mejores músculos, no olvides alimentarte con productos donde tenga fuerte presencia la vitamina D.

¿En qué alimentos podemos encontrarla?

Como se dijo previamente, la vitamina D se encuentra disponible en los mismos rayos ultravioleta. Si quieres aprovechar el sol, lo importante es que no te expongas más de 15 minutos a lo largo de tres días de la semana. Ya que en caso contrario, sería contraproducente.

Más allá de lo que ofrece el mismo sol, la vitamina D está presente en muchas frutas y verduras. Por ejemplo, está presente en las naranjas, guayabas, zanahorias, berenjenas, kiwi, entre otros. En materia de proteínas la vitamina D se encuentra en atún, salmón, hígado de ternera, como también en las yemas de los huevos.

Muchos consideran que la vitamina D es un componente universal, ya que está presente en la mayoría de los alimentos, solo que en algunos en menor escala. En la leche, los cereales y el queso, también tiene una fuerte participación.

Hay una gran variedad de alimentos que contienen vitamina D. Aportandola a través de la dieta: los pescados grasos, como el salmón o el atún; el hígado de ternera, las yemas de huevo, el queso, los champiñones.

La deficiencia de la vitamina D

De acuerdo a Raimund von Helden, quien estudió fuertemente la importancia de la vitamina D, una persona que carece de niveles adecuados de este componente se encuentra en riesgo de sufrir:

  • Debilidad y calambres.
  • Hormigueos en la zona del cuerpo.
  • Falta de concentración y cansancio.
  • Fatiga.
  • Insomnio.
  • Mareos.
  • Dolor de huesos.
  • Dolor de cabeza.
  • Sensaciones de frío en manos y pies.
  • Problemas para caminar, debido a la inestabilidad.

La deficiencia de vitamina D, puede generar también acidez en la zona del estomago, vómitos en horas de la mañana y una fuerte alergia al efecto del sol. Se ha logrado concluir por estudios psiquiátricos que una persona con deficiencia de vitamina D puede padecer de alucinaciones, como también zumbidos en los oídos, lo que se categoriza como tinnitus.

Su mayor importancia siempre será su aporte a la densidad ósea. Hay que tener presente que a lo largo de la vida de una persona, ésta cambia constantemente de huesos. Se estima que cada 3 años, el cuerpo renueva todo el sistema óseo. De ahí la importancia de la vitamina D.

Exámenes para reconocer la calidad de la vitamina D

Si deseas saber exactamente los niveles de vitamina D que tienes en tu cuerpo, es necesario practicarse un examen de 25-OH vitamina D, o bien, Calcidiol o  examen de 25-hidroxicolecalciferol. Se estima que un nivel normal de vitamina D en la sangre debe ser de 25 a 45 ng/ml. El ng representa nanogramos. Es decir, nanogramos por mililitro.

Hay que tener presente que en el caso de que los índices sean superiores, es posible que la persona padezca de cálculos renales, estreñimiento, nauseas o pérdida de peso.

Tambien existen muchos los alimentos que se producen enriquecidos con vitamina D, como la leche, los cereales para el desayuno, zumos de fruta, etc.

Como todo en la vida, hay que conservar un equilibrio. La vitamina D es un componente muy importante para la salud del cuerpo humano. Es una de las vitaminas que más aporta en materia de energía y calcio. Sin embargo, no hay que exceder su consumo.

Y es algo lógico, que incluso es deducible al considerar el efecto mismo que propone el sol. Todos sabemos que una exposición prolongada al sol trae efectos secundarios. Pero el no disfrutar del sol también tiene efectos secundarios.

La idea entonces es realizar un consumo equilibrado a través de una dieta balanceada.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here