Ejercicios cardiovasculares que mejoran la circulación

0
157

El corazón es un músculo que se hace más fuerte y saludable si llevamos una vida saludable y activa.

Nunca es demasiado tarde para comenzar a hacer ejercicio.

Ejercicios comunes y sencillos como caminar durante 30 minutos pueden marcar la diferencia entre estar en riesgo o no de una enfermedad cardiovascular.

Las personas que no hacen ejercicio tienen casi el doble de probabilidades de contraer enfermedades cardiacas que las personas que se mantienen activas.

Quienes no hacen ejercicio tienen mayores probabilidades de contraer enfermedades cardiacas.

¿Cuáles son los factores de riesgo de una enfermedad cardiaca que no puedo cambiar?

1- La edad:

El riesgo de enfermedades del corazón sube a medida que envejecemos.

Los hombres de 45 años o más y las mujeres de 55 años o más tienen mayor riesgo.

2- Sexo:

Algunos factores de riesgo pueden afectar de manera diferente a las mujeres comparados con los hombres.

Por ejemplo, el estrógeno brinda a las mujeres cierta protección contra las enfermedades del corazón.

Sin embargo, la diabetes aumenta más el riesgo de enfermedades del corazón en las mujeres que en los hombres.

3- Raza o etnia:

Ciertos grupos tienen mayores riesgos que otros.

Los afroamericanos son más propensos que los blancos a tener enfermedades del corazón, mientras que los hispanos son menos propensos a sufrirlas.

Algunos grupos asiáticos, como los asiáticos del este, tienen tasas más bajas, pero los asiáticos del sur tienen tasas más altas.

4- Historial familiar:

Usted tiene un mayor riesgo si tiene un familiar cercano que tuvo una enfermedad cardíaca a una edad temprana.

¿Qué hacer para reducir los riesgos?

  • Cuidar y monitorear la presión arterial.
  • Mantener sus niveles de colesterol y triglicéridos bajo control.
  • Tener un peso saludable.
  • No fumar y limitar el consumo de alcohol.
  • Controlar sus niveles de estrés.
  • Dormir el tiempo suficiente.
  • Realizar ejercicio almenos durante 30 minutos diariamente.

¿Qué tipos de ejercicio mejoran la circulación?

1- Caminar:

Es el ejercicio más sencillo, ya que no requiere preparación ni material adicional.

Si caminas un mínimo de 20 minutos a paso ligero pero continuo comenzarás a sentir un cambio en la respiración.

Dicho ejercicio hará que tu circulación sanguínea mejore e incluso mentalmente tendrás una sensación de calma y bienestar de una manera muy rápida.

Es un ejercicio de los mas efectivos y que se puede realizar para mejorar la salud haciendo ejercicio.

Los ejercicios en el agua son maravillosos, ya que hacen que el impacto sea mucho menor, mejora nuestra circulación y al mismo tiempo nos hace sentir más frescos y relajados.

2- Ejercicios de piscina:

Debido a la resistencia del agua y al agradable masaje que ésta efectua al movernos dentro de ella, el sistema circulatorio de nuestro cuerpo se verá beneficiado casi de inmediato.

Puedes ir a nadar, o aprovechar el buen tiempo para ir a la playa más cercana, sirve como paseo y un buen ejercicio, además como mencionamos es muy relajante.

4- Ejercicios con las piernas en el piso:

Colócate en el suelo tumbado/a y permanece con las piernas elevadas por encima del nivel del corazón.

Puedes ejecutar una variedad de movimientos beneficiosos, siempre prestando especial atención a que tu espalda no se vea perjudicada, como éstos:

  • Elevación y descenso de piernas, manteniéndolas siempre juntas.
  • Simulación del movimiento de la bicicleta.
  • Realización de círculos concéntricos, combinando dirección interior con exterior.

5- Usar bicicleta estática o móvil:

EL utilizar una bicicleta estática o bien manejar una bicicleta al aire libre, provoca que nuestro corazón empiece a bombear más rápidamente y consiga mover una mayor cantidad de sangre.

Con ello conseguirás que los síntomas relacionados, como el mareo o la hinchazón, comiencen a disminuir gracias a una mejora de tu flujo sanguíneo.

Todos estos ejercicios se tienen que combinar con periodos de reposo, para descansar y relajar las piernas, masajes en los pies o baños con agua caliente ayudan a recuperar y descansar el cuerpo y poder seguir con la rutina de ejercicios con igual de fuerza los días siguientes.

El andar en bicicleta o utilizar una estática es un ejercicio muy beneficioso para nuestra circulación y tonificar nuestros músculos.

Es importante hacerse una revisión médica antes de empezar la actividad física, para poder descartar algún mal del que no se tenga conocimiento y descartar cualquier efecto negativo.

Cuando su condición física vaya mejorando es importante alargar las sesiones de ejercicio para mejorar la resistencia.

Es de suma importancia estar siempre monitoreando su ritmo cardiaco ya sea mediante aplicaciones móviles o gadgets especializados, se aconseja el uso de pulsómetros, porque permiten conocer los límites de las personas.

Una manera de saber cuál podría ser el límite de las pulsaciones de una persona sería restando a 210 la mitad de la edad que tenga la persona. Pasarse del 85% de esa cantidad podría ser perjudicial.

Y por último realizar calentamientos siempre antes de iniciar para no caer en alguna lesión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here