Errores comunes al momento de hacer una dieta

0
138

Cuando finaliza un año y se acerca el inicio del siguiente, muchas personas fijan su propósito de año nuevo en bajar de peso y llevar una vida más sana.

Si eres una de esas personas que están pensando en hacer dieta, es importante que tomes en cuenta algunas de las falsas creencias que se han extendido en lo que a la alimentaciónse refiere.

Es sabido que a la hora de hacer dieta la fuerza de voluntad es el ingrediente principal, pero no es el único.

Si queremos bajar de peso de manera efectiva debemos ser conscientes de qué debemos hacer y qué debemos evitar durante este periodo.

La dieta es uno de los propósitos de año nuevo de muchas personas, sin embargo muchos fracasan o se rinden a medio camino debido a algunos errores comúnes.

Descubrir mitos erróneos y reconocer nuestros errores, puede facilitar el camino hacia la pérdida de peso.

Los 12 errores más comunes a la hora de hacer dieta

1- Restringir demasiado las calorías:

Un error muy común es que para bajar de peso debes limitar la cantidad de calorías que consumes.

Algunas personas interpretan esto como saltarse alguna comida, pero nunca debes dejar de comer.

Si lo haces, además de pasar hambre, solo lograras que tu metabolismo trabaje menos y te será más difícil perder peso o algún efecto rebote.

2- Ayunar o dejar de hacer alguna comida:

Directamente relacionada con el punto anterior, dejar de cenar o no desayunar porque se tiene la creencia que así bajaran de peso.

Al omitir comidas el metabolismo se vuelve lento, entonces es muy conveniente hacer cinco comidas al día:

  1. Desayuno
  2. Colacion o refrigerio (snacks).
  3. Almuerzo
  4. Colacion o refrigerio (snacks).
  5. Cena

Estas cinco comidas se realizan con el fin de mantener el metabolismo activo.

3- No hacer ejercicio:

La forma más saludable y efectiva de perder peso es con una combinación de dieta y ejercicio.

Realiza la actividad física que más te agrade al menos tres veces por semana.

Aunque también es importante consultar con un experto en el tema.

Ya que dependiendo del peso o sobre peso que se tenga, algunos ejercicios podrían afectar negativamente tus músculos o articulaciones.

El ejercicio es la actividad más efectiva y saludable para la pérdida de peso.

4- Tomar poca agua:

Es necesario tomar suficiente agua simple, al menos 2 litros al día, esta cifra representa la cantidad mínima que debemos ingerir a diario de agua.

Así mismo, debemos disminuir la ingesta de sal y alimentos con alto contenido de sodio (refrescos con gas, enlatados, embutidos, etc.) para evitar la retención de líquidos.

5- Comer poca variedad de alimentos:

Si restringes la variedad de alimentos, tu dieta se volverá́ monótona y aburrida, te será́ difícil seguir enfocado y motivado por más de un mes.

6- Hacer dietas recomendadas por amigos o conocidos:

La dieta que le funcionó a tu amiga (o) no necesariamente tendrá el mismo efecto en ti, recuerda que cada persona es un mundo.

Algunas de las “dietas de moda” o nuevas pueden tener el resultado contrario al deseado y en el peor de los casos peligrosas para tu salud.

Lo mejor es que vayas con un nutriólogo para que hagan una dieta personalizada para tí de acuerdo a tus necesidades.

7- No todos los productos LIGHT son en realidad lo que dicen ser:

La moda de lo “light” lo invade todo hoy en día. Este concepto “light” ha llegado incluso a la nutrición con la excusa de aligerar la carga grasa de los alimentos.

Insinuando que su paso por nuestro tránsito intestinal no tendrá como resultado un aumento de peso.

Un error común es creer que estas consumiendo pocas calorías porque prefieres productos light (dietéticos o bajos en grasa o sodio).

Sin embargo, “light” no significa que no tenga calorías.

Muchas veces el bajo contenido de grasas se suple con otras sustancias menos saludabes en los productos light, de modo que debemos decidir la frecuencia a la hora de consumirlos.

Un grave error es pensa que la grasa es perjudicial, ya que el organismo necesita grasas para funcionar.

Los productos que anuncian 0% grasas no solo no tienen grasas malas, como las saturadas; tampoco contienen las buenas, como las monoinsaturadas, útiles para la lucha contra el colesterol malo.

No todo lo “light” es bueno, así como no debemos consumir este tipo de productos en exceso, siempre debemos cuidar el equilibrio en nuestra dieta.

8- Caer en tentación no es el fin del mundo:

Si se llegara a dar el caso, no es el peor de los pecados.

Lo recomendable es hacer la siguiente comida como la tenías planeada, para que tu metabolismo siga activo.

Así mismo retomar tu dieta al otro día, castigarte dejando de comer no es la solución como se menciona en puntos anteriores.

9- No tener una comida libre a la semana o eliminar todos tus gustos:

Cumplir algún antojo de repente no afectará tu pérdida de peso. Siempre y cuando lo hagas de forma ordenada y en una cantidad moderada.

Darte un gusto de vez en cuando te permitirá estar satisfecha con tu plan de alimentos y podrás mantenerlo por más tiempo.

10- Tener expectativas irreales:

Tal vez el peor de los errores que uno puede cometer, es pensar en perder en poco tiempo los kilos que ha ganado a lo largo de su vida.

Tus objetivos deben ser claros y realistas, el primer paso es ser honestos con nosotros mismos.

Ya que al no cumplir un objetivo en el tiempo deseado puedes desanimarte y abandonar el trabajo y esfuerzo que llevabas hasta ese momento.

11- Picar entre horas:

Es un mal hábito que muchos tenemos y lo peor es que normalmente va a compañado de comidas calóricas.

Cuando tenemos hambre, lo mejor es que tomemos una pieza de fruta o yogurt para disminuir esa sensación de hambre hasta la siguiente comida.

El picar comida entre horas generalmente nos lleva a consumir productos “chatarra” o grasosos, por lo que es bueno siempre tener a la mano alguna fruta o gelatina.

12- Cena solo fruta:

Si bien es cierto que en la cena debemos procurar consumir comidas ligeras, no quiere decir que debamos comer exclusivamente fruta.

De hecho, el nutriente principal de estos alimentos es la fructuosa.

La fructuosa aporta energía inmediata y de no gastarse rápidamente, va a terminar transformandose en grasa y pasando a ser parte de nuestras reservas.

Por lo que si consumes varias piezas de fruta en la noche puedes conseguir el efecto contrario al que deseas.


El consejo mas importante para llegar a ése propósito de año nuevo es consultar con un nutriólogo.

El nutriólogo va a evaluar tu condición, tus necesidades y la meta que te has planteado, brindando su asesoría y apoyo.

El nutriólogo te marcará las pautas correctas que tienes que seguir para alcanzar su objetivo.

Te dará la guía de alimento personalizada y ejercicios que con tu peso y condición son más aptos para ti.

Recuerda que no todos somos iguales y lo que se encuentra en internet es muy probable que no te funcione del todo.

Es importante recalcar que lo importante no es solo bajar de peso si no conseguir un estilo de vida saludable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here