La Obesidad Infantil

0
63

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI.

Es un problema que afecta progresivamente a la población de países de bajos y medianos ingresos.

Los niños obesos tienen más probabilidades de ser adultos obesos.

Los niños que tienen uno o ambos padres obesos tienen mayor probabilidad de padecer obesidad infantil.

En los últimos años la obesidad infantil ha tenido un incremento alarmante, según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) se dice que:

  • En todo el mundo, el número de lactantes y niños pequeños (de 0 a 5 años) que padecen sobrepeso u obesidad aumentó de 32 millones en 1990 a 41 millones en 2016.
  • Solo en la Región de África, el número de niños con sobrepeso u obesidad aumentó de 4 a 9 millones en el mismo periodo.
  • En los países en desarrollo con economías emergentes la prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil entre los niños en edad preescolar supera el 30%.
  • Manteniendo las tendencias actuales, el número de lactantes y niños pequeños con sobrepeso aumentará a 70 millones para 2025.

Los niños que tienen sobrepeso paulatinamente presentarán ciertos problemas de salud que en épocas anteriores se consideraban exclusivamente de adultos.

Debemos considerar tambien que la obesidad infantil puede generar baja autoestima y depresión en los niños y adolescentes.

Según la Organización Mundial de la Salud, la obesidad es la acumulación anormal o excesiva de grasa en el cuerpo. Se presenta cuando por un tiempo prolongado se consumen más calorías de las que se gastan, exceso de energía se almacena en forma de grasa y el peso se incrementa

¿Cuáles son sus síntomas?

Un dato importante que debemos saber, es que no todos los niños con algunos kilos de más tienen sobrepeso.

Algunos niños tienen estructuras corporales más grandes que la estructura promedio.

Otros almacenan diferentes cantidades de grasa corporal en distintas etapas de su desarrollo.

Es posible que no detectes a simple vista cuanto tu hijo presenta algún nivel de obesidad que represente un problema para su salud.

El cálculo de índice de masa corporal (IMC) nos puede ayudar a determinar el nivel de obesidad o sobrepeso de nuestros hijos.

El IMC es un método utilizado para estimar la cantidad de grasa corporal que tiene una persona. Para ello, se pone en relación la estatura y el peso actual del individuo.

Causas y factores de riesgo

Los problemas relacionados a la obesidad infantil están ligados directamente al estilo de vida del menor.

Factores genéticos y hormonales podrian tener un papel importante en el aumento de peso.

Investigaciones recientes han demostrado que los cambios en las hormonas digestivas pueden afectar las señales que te hacen sentir que estás satisfecho.

Es ideal que los niños complementen su actividad escolar diaria con rutinas deportivas y juegos al aire libre, para alejarlos así del sedentarismo que significa estar durante muchas horas frente a un televisor, computadora o videojuego.

Existen muchos factores de riesgo que funcionan conjuntamente y aumentan el riesgo de que tu hijo (a) tenga sobrepeso, entre ellos podemos mencionar:

  • Dieta: los niños que consumen alimentos grasosos, dulces y bebidas azucaradas provocarán un aumento de peso.
  • Actividad Física: Los niños deben realizar ejercicio para quemar las calorías que consumen, los niños sedentarios tendrán mayor riesgo de ser obesos.
  • Herencia: Las familias que tienen sobrepeso tienen mayor probabilidad de que sus hijos sean obesos.
  • Factores Psicológicos: El estrés puede aumentar el riesgo de obesidad, algunos niños comen en exceso para enfrentar o lidiar con sus problemas y emociones.
  • Factores socioeconómicos: familias de recursos limitados son más propensas a la obesidad.

Consecuencias de la obesidad infantil

La obesidad infantil puede generar una serie de complicaciones al bienestar físico, social y emocional de tu hijo.

Entre las complicaciones físicas podemos mencionar:

  • Diabetes tipo 2
  • Riesgo de enfermedades cardiacas.
  • Una mala alimentación puede provocar altos niveles de colesterol y presión arterial alta.
  • Las enfermedades derivadas de la obesidad incrementan el riesgo de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.
  • Los niños con sobrepeso tienen mayor probabilidad de sufrir asma.
  • La apnea obstructiva del sueño es una enfermedad derivada de la obesidad.
  • Hígado graso no alcoholico, hace que se acumulen depósitos de grasa en el hígado y puede provocar daño hepático.
  • Los niños obesos sufren más quebraduras de huesos.
Los niños pueden volverse violentos al recibir maltrato escolar debido a su peso o tener problemas de depresión debido a su baja autoestima.

Entre las complicaciones emocionales y sociales podemos mencionar:

  • Los problemas de obesidad provocan una baja autoestima en los niños.
  • Una baja autoestima incrementa el riesgo de sufrir depresión.
  • Los niños con sobrepeso tienen más ansiedad lo cuál deriva en dificultades de aprendizaje.
  • La obesidad en los niños puede provocar un mal comportamiento y mayores niveles de estrés.
  • Los niños con sobrepeso tienden a tener menos habilidades sociales lo que provoca que se aíslen.

Estrategias para disminuir la obesidad infantil

Una de las mejores estrategias para reducir la obesidad infantil es mejorar los hábitos de alimentación y fomentar el ejercicio de toda la familia.

El tratamiento y la prevención de la obesidad infantil puede ayudarte a proteger la salud de tu hijo ahora y en el futuro.

Existen algunas medidas que puedes tomar para corregir el peso de tu hijo o mantenerlo en el camino correcto, entre las cuales podemos mencionar:

  • Enseña a tu hijo a consumir muchas frutas y verduras.
  • Es muy importante que los niños se acostumbren a comer en familia.
  • Limita la cantidad de bebidas azucaradas o jugos procesados que consumen.
  • Disminuye la cantidad de veces que consumen comida rápida.
  • Adapta los tamaños de las porciones de alimentos según su edad.
  • Asegúrate de que tu hijo duerma lo suficiente y haga ejercicio.
  • No conviertas los alimentos en un premio para tus hijos.

La actividad física es muy importante. Los niños necesitan alrededor de 60 minutos diarios de actividad física.

Es necesario que les puedas brindar una alimentación variada y balanceada en porciones adecuadas para su edad.

Una de las prácticas que debe erradicarse es comer mirando la televisión.

Los niños en edad preescolar y escolar tienen unos requerimientos de energía particulares que les permiten crecer sanos y fuertes. A esa edad deben ingerir seis comidas al día: desayuno, merienda, almuerzo, merienda, cena y merienda.

Los niños con sobrepeso sufren diversas enfermedades, efectos psicológicos y dificultades físicas que les impiden realizar las actividades que a todo niño le gustan.

Es responsabilidad de los padres el proporcionar a sus hijos una dieta sana. Es necesario promover e inculcar en nuestros hijos la actividad física.

Dicha acción ayudará a que seamos una sociedad más sana y disminuya el porcentaje de las enfermedades derivadas de la obesidad

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here