Las Bicicletas que comen contaminación

0
66

La contaminación ambiental es un tema que preocupa a la población mundial hoy en día. Existen ciudades alrededor del mundo donde los niveles de contaminación han llegado a tal grado que la población se enferma.

Los ciudadanos deben utilizar instrumentos como los tapabocas para minimizar los efectos sobre su salud.

La contaminación atmosférica ocasiona más de 1 millón de muertes al año en China.

Seguramente hemos escuchado acerca de la promoción del uso de la bicicleta como medio de transporte para reducir la contaminación que provocan los vehículos.

Las bicicletas siempre han sido una gran idea urbana, ya que reduce la contaminación y de paso nos ayuda a ejercitar nuestro cuerpo.

Sin embargo, la bicicleta no elimina la contaminación por sí misma, solamente la minimiza al no contribuir a crearla.

Pero, ¿Qué pasaría si tu bicicleta pudiera reducir la cantidad de smog en el ambiente y limpiara el aire?

Actualmente existen países que se han preocupado por buscarle solución a este problema, con el fin de mejorar la calidad de vida de sus habitantes y el medio ambiente en general.

Proyecto “Smog Free”

Actualmente existen unas bicicletas creadas para un proyecto llamado “Smog Free” las cuales sí disminuyen los contaminantes del aire.

El proyecto Smog Free busca reducir considerablemente los niveles de contaminación y sus consecuencias en las grandes ciudades, lo cual también ayuda paralelamente a promover el ejercicio en la población mediante el uso de la bicicleta.

Las bicicletas fueron creadas por el diseñador holandés Daan Roosegaarde y Studio Roosegaarde, apoyados por el Gobierno Central Chino.

El proyecto tiene residencia en Pekín y Rotterdam, el cuál se ha dedicado a crear obras de ingeniería y tecnología para combatir la contaminación.

Las bicicletas tienen un dispositivo montado en el manubrio, el cuál aspira aire sucio por la parte delantera, lo despoja de sus partículas sucias y lo expulsa como aire limpio por la parte trasera.

Por ejemplo, actualmente se están instalando torres Smog Free en lugares estratégicos alrededor de Pekín, las cuáles aspiran aire para purificarlo y liberar aire limpio. Estas torres tienen una altura de 23 pies y son impulsadas por el viento, lo cuál funciona como un purificador de aire gigante.

En un campo abierto y con clima tranquilo, Smog Free Tower puede lograr reducciones de smog de más de 20 metros alrededor de ella. Puede eliminar hasta el 70% porciento de los contaminantes que contribuyen al smog.

El objetivo del proyecto es que las torres permanezcan en lugares fijos y los ciclistas ayuden a la limpieza moviendose por toda la ciudad mientras realizan ejercicio.

Los desechos que provoca la recolección de la contaminación en las bicicletas se utilizarán como material para joyas.

Esta acción ayudaría a cubrir un área mucho más grande y de forma más rapida. También comentan que el smog que se recoge se convertirá en joyería que la gente puede comprar.

¿Cómo funciona?

La bicicleta antiesmog del proyecto “Smog Free” funciona con ionización positiva, que es un proceso que remueve partículas del aire y las filtra para purificarlo.

Roosegaarde y su equipo buscan innovar con estas bicicletas sobretodo en China, donde la cultura de la bicicleta está tan arraigada como los alarmantes niveles de contaminación atmosférica.

La bicicleta antiesmog del proyecto “Smog Free” funciona con ionización positiva

De poder lograrlo serán una inspiración de lo que el civismo tecnológivo es capaz de hacer, en aras no sólo de la civilidad si no también de la sustentabilidad.


El hecho de que andemos en bicicleta, sin duda nos ayuda a ejercitar nuestro cuerpo y reducir considerablemente el tráfico dentro de las ciudades.

Este invento incentiva el uso de la bicicleta, la cual es el transporte más sustentable y liberador que existe. Esta bicicleta hace que los ciudadanos sean participantes activos en el combate de la contaminación.

Pero más allá de ese aspecto, al añadirle la habilidad de reducir el nivel de contaminación en los entornos urbanos le dá un valor enorme a este sencillo y económico medio de transporte. Ya que también va a contribuir en la disminución de enfermedades y muertes ocasionadas por la contaminación ambiental.

Sería una enorme ayuda para el planeta y un gran beneficio para la salud de la humanidad y los seres vivos el poder ver cientos de estas bicicletas rodando por las calles de las ciudades.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here