Los rayos ultravioleta y su impacto sobre la salud de las personas

0
63

Desde 1974, los científicos han venido advirtiendo acerca de una potencial crisis global como resultado de la progresiva destrucción de la capa de ozono.

La capa de ozono se ha visto reducida debido a sustancias químicas hechas por el hombre, lo cuál disminuye la protección natural que ofrece nuestra atmósfera.

La capa de ozono es un delgado escudo de gas que rodea a la Tierra. El cual nos protege de los peligros de la radiación ultravioleta perjudicial del Sol.

La radiación ultravioleta es sumamente perjudicial para la salud del ser humano.

El ozono se produce mediante el efecto de la luz solar sobre el oxígeno. Es la única sustancia en la atmósfera que puede absorver la radiación ultravioleta proveniente del sol.

En los años 79 y 80, los científicos descubrieron que los CFC (Clorofluorocarbonos) en la superficie terrestre son reactivos en la estratósfera.

En la estratósfera se encuentra el 90% del ozono del planeta. Allí las radiaciones ultravioleta hacen que los CFC adquieran la capacidad de destruir las moléculas de ozono.

En los años 80 estas sustancias abrieron un agujero en la capa de ozono sobre la Antártida. Este fue el comienzo de la concienciación de los efectos de la actividad humana sobre la atmósfera.

¿Qué es la radiación ultravioleta (UV)?

Los rayos ultravioleta son radiaciones electromagnéticas. las cuales en pequeñas cantidades son beneficiosas para la salud y desempeñan una función esencial en la producción de vitamina D.

Sin embargo, la exposición excesiva a ellas se relaciona con diferentes tipos de afecciones como por ejemplo:

  • Diferentes tipos de cáncer de piel.
  • Quemaduras de Sol.
  • Envejecimiento acelerado de la piel.
  • Cataratas, inflamaciones y otras enfermedades oculares.
  • Disminuye la eficiencia del sistema inmunitario.

Los rayos UV dañan el ADN de las células de la piel, el cáncer de piel comienza cuando este daño afecta el ADN de los genes que controlan el crecimiento celular de la piel.

La principal fuente de radiacion UV es el sol, sin embargo, las lámparas y camas bronceadoras tambien son fuentes de radiación ultravioleta.

Existen 3 tipos de rayos UV, los cuales son:

UVA:

Los rayos UVA envejecen las células de la piel y dañan su ADN. Estan asociados al daño de la piel a largo plazo como las arrugas pero tambien desempeñan un papel en algunos tipos de cáncer.

La mayoría de camas bronceadoras emiten grandes cantidades de UVA que aumentan el riesgo de cáncer de piel.

UVB:

Los rayos UVB tienen un poco más de energía que los rayos UVA. Éstos pueden dañar directamente el ADN de las células de la piel y son los que causan las quemaduras de sol.

Causan la mayoría de los cánceres de piel.

UVC:

Los rayos UVC tienen más energía que otros tipos de rayos UV, éstos penetran nuestra atmósfera y no están en la luz solar. No son una causa de cáncer de piel.

¿Son algunas personas más propensas a los daños causados por la radiación UV?

Algunas personas se broncean cuando absorben rayos UV, ésto se da por un aumento en la actividad, número de melanocitos y las células que producen el pigmento llamado melanina.

La melanina ayuda a bloquear los rayos UV dañinos hasta cierto punto. Por ésta razón las personas con piel oscura tienen menor probabilidad de quemarse por el sol.

Las personas con la piel blanca, tienen una probabilidad mucho mayor de presentar daños causados por el sol.

Además del color de la piel, existen otros factores que pueden afectar el riesgo a causa de la luz UV. Usted necesita protegerse del sol, especialmente en los siguientes casos:

  • Si usted ha padecido cáncer de piel.
  • Tiene antecedentes familiares con cáncer de piel (melanoma).
  • Si usted tiene muchos lunares irregulares o grandes.
  • Tiene pecas o se quema antes del bronceado.
  • Es una persona de tez blanca o tiene el cabello rubio, pelirojo o castaño claro.
  • Si usted tiene ojos azules o verdes.
  • Va a lugares de gran altitud (la potencia de los rayos UV aumenta a mayor altitud).
  • Si tiene enfermedades autoinmunes (lupus) o alguna enfermedad que debilite el sistema inmunológico (VIH).
  • Ha recibido trasplante de órgano o toma medicamentos que causen que su piel sea más sencible.
  • Vive o toma vacaciones en climas tropicales o subtropicales.

¿Cómo podemos protegernos de los rayos ultravioleta?

Algunas personas piensan sobre la protección solar cuando pasan un día en el lago, la playa o la alberca. Sin embargo, la exposición solar se acumula día a día y ocurre cada vez que se está bajo el sol.

Busque la sombra

Mantenerse en la sombra es una de las mejores maneras de limitar la exposición a la radiación ultravioleta directa. Lo cual resulta muy importante entre las 10:00 am y las 4:00 pm que es cuando la luz ultravioleta es más intensa.

Puede hacer la prueba de la sombra. Si la sombra es más pequeña que usted, entonces los rayos solares son los más intensos y debe protegerse.

Los rayos UV son más intensos en primavera, incluso antes de la llegada de las temperaturas más cálidas. Se debe tener cuidado en la playa o la nieve, ya que la arena, el agua y la nieve reflejan la luz solar y aumenta la cantidad de rayos UV que recibimos.

La gente que vive en regiones de clima frío también puede quemarse. Debido a que consideran que no es necesario protegerse si no está caluroso en el exterior.

Mantenerse en la sombra es una de las mejores maneras de limitar la exposición a la radiación ultravioleta directa.

Proteja su piel con ropa

Cuando estamos al aire libre, lo mejor es utilizar ropa que cubra nuestra piel. Ya que la ropa provee distintos niveles de protección contra los rayos UV.

Las camisas de manga larga, pantalones largos y faldas largas cubren la mayor parte de la piel y ofrecen mayor protección. También los colores oscuros proveen más protección que los colores claros.

La tela no bloquea todos los rayos UV, si usted puede ver la luz a través de la tela entonces los rayos UV tambien pueden traspasarla.

Utilice Bloqueador solar

Es muy importante saber que el bloqueador solar es solo un filtro que no bloquea dotos los rayos UV. Un bloqueador no puede usarse para prolongar su tiempo expuesto al sol.

Incluso cuando utilizamos el adecuado, algunos rayos UV aún penetran. Por lo que no debe considerarse como su primera linea de defensa, solamente es un plan de protección.

Cuando seleccione un bloqueador solar, asegúrese de leer la etiqueta. Se recomienda el uso de productos con protección de espectro amplio (contra los rayos UVA y UVB) y con un factor de protección solar (SPF) con valor de 30, 50 o superior.

La mayoría de los productos recomienda aplicar una cantidad generosa. Cuando lo aplique, hágalo especialmente a su cara, orejas, cuello, brazos, y cualquier otra área del cuerpo que no esté cubierta por la ropa.

Si va a usar repelente contra insectos o maquillaje, aplique primero el bloqueador solar.

Utilice un sombrero

Un sombrero que tenga un ala a su alrededor de por lo menos 2 a 3 pulgadas es ideal. Ya que protege las áreas que a menudo están expuestas a los intensos rayos del sol, tal como las orejas, los ojos, la frente, la nariz y el cuero cabelludo.

Si usted no tiene una gorra con sombra (u otro sombrero apropiado), puede crear una al ponerse un pañuelo o turbante grande debajo de una gorra.

Un lado inferior oscuro no reflectante en el ala del sombrero también puede ayudar a reducir la cantidad de rayos UV que llegan a la cara y que provienen de superficies brillantes, como el agua.

Use lentes de sol que bloqueen los rayos UV

Los lentes son muy importantes para proteger la parte delicada alrededor de los ojos y los ojos en sí. Investigaciones demuestran que pasar largas horas al sol sin proteger sus ojos aumenta las probabilidades de padecer enfermedades oculares.

Los lentes de sol ideales deben bloquear del 99% al 100% de los rayos UVA y UVB. Antes de comprar lentes de sol, revise la etiqueta para asegurarse de ello.

Las etiquetas que indican “UV absorption up to 400 nm” (absorción de rayos ultravioleta hasta 400 nm), o “Meets ANSI UV Requirements” significa que los lentes bloquean por lo menos el 99% de los rayos UV.

Aquellos cuya etiqueta indica que son de uso “cosmético” bloquean alrededor del 70% de los rayos UV. Si la etiqueta no lo indica así, no asuma que los lentes proveen alguna protección UV.

Las monturas grandes y los lentes de sol cruzados tienden a proteger más sus ojos de la luz que proviene de diferentes ángulos.

Según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud), se producen que en el mundo 132 000 casos de melanoma y mueren aproximadamente 66 000 personas a causa de éste y otros tipos de cáncer de piel.

Actualmente las cifras no dejan de aumentar por el uso desmedido de camas de bronceado y la prolongada exposición al sol.

Todas nuestras actividades tienen un objetivo claro: evitar la exposición excesiva a los rayos ultravioleta y lograr que la población se proteja la piel cuando esté en contacto directo con el sol.

Los melanomas malignos, otros tipos de cáncer y otras enfermedades son la consecuencia de no haber tomado las debidas precauciones.

Es necesario que tomemos las debidas precauciones y poner especial atención en los niños y jóvenes quienes tienen mayor riesgo, ya que permanecen más tiempo expuestos a los rayos UV.

Evitemos padecer riesgos innecesarios tomando de manera oportuna las debidas precauciones.

Previous articleTrastornos del sueño
Next articleEfectos de la Contaminación Ambiental en la Salud de las Personas
Soy una costarricense residente en México, por lo general soy una persona bastante sociable, me gusta trabajar en equipo y llevarme bien con mis compañeros eso hace más ameno el ambiente de trabajo y que pueda ambientarme y adaptarme a diferentes situaciones, uno de mis objetivos es siempre ser lo más eficiente posible en lo que hago, me gusta el orden y honestidad en las cosas y por lo general eso hace que sea buena en resolución de conflictos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here