Medidas de seguridad e higiene que debemos tomar cuando llega un bebé a casa y tenemos mascotas

0
102

La llegada de un bebé al hogar es uno de los acontecimientos más importantes y emocionantes para cualquier familia.

Desde que el bebé llega a casa empezamos a preocuparnos por muchos aspectos, ya que los bebés son vulnerables a muchas cosas durante sus primeros días de vida.

Una vez que tenemos un bebé en casa empezamos a priorizar las medidas de seguridad e higiene, aún más cuando tenemos mascotas en casa.

A muchos padres les preocupa qué pasará cuando regresen a casa con el bebé tras el parto y éste se encuentre con su mascota, sobretodo si es un perro o un gato.

Deberemos tomar en cuenta aspectos como los celos que pueda tener la mascota frente al nuevo miembro de la familia.

Los problemas de higiene que una mascota puede generar que puedan afectar la salud del bebé.

Incluso la posibilidad de un ataque, puede hacer dudar a los padres sobre la conveniencia de seguir con su mascota en casa.

Sin embargo, a esar de los problemas que puedan surgir, la presencia de una mascota también es beneficiosa para el desarrollo social de un niño.

Es muy importante que la primera acción cuando el bebé llega a casa sea presentarlo a nuestra mascota, estar muy calmados para que nuestra mascota esté tranquila y olfatee al bebé para reconocerlo como un miembro más de la familia.

¿Qué cuidados debemos tener cuando el bebé llegue a casa?

Como ya sabemos, un bebé es vulnerable a enfermedades, infecciones, su piel es más sensible y necesitan muchos cuidados.

Los animales pueden causarle alergias a tu bebé debido a su pelaje por lo que debemos incrementar las medidas de higiene en casa.

Otro aspecto que debemos tomar en cuenta es la seguridad, debido a que la mascota se puede sentir celosa o desplazada.

Es muy importante presentar cuidadosamente nuestro bebé a la mascota de la casa, que la mascota lo reconozca.

De esta manera podremos fomentar una relación basada en la seguridad y el respeto entre ambos, llegando al punto en que la mascota pueda llegar a proteger a tu bebé.

A continuación te daremos ciertos tips, para estar preparados al momento en que ocurra este gran suceso:

1- Preparativos:

  • Debemos tener a nuestra mascota con todas sus vacunas al día y desparasitado.
  • Enseñar a tu mascota a acatar la órden más elemental, quedándose quieto cuando se le solicita.
  • Debemos acostumbrar a nuestra mascota a la presencia de los niños, para que aprenda a lidiar con ellos, cuidarlos y tratarlos con delicadeza.

2- Mientras el bebé está en la clínica:

  • No debes dejar a tu mascota sola en casa durante mucho tiempo.
  • Juega con tu mascota, acariciala y dale premios teniendo en manos una manta con el olor del bebé para que la olfatee.

    De ésta forma tu mascota asociará el olor del bebé con experiencias agradables.
  • Debes limar las uñas de tu mascota y cepillarla constantemente para evitar cualquier accidente.

3- Cuando el bebé llegue a casa:

  • Debemos actuar de la manera más relajada posible, para evitar transmitir exitación a nuestra mascota.
  • Deja que tu mascota investigue, ya que tendrá curiosidad acerca del nuevo miembro de la familia.
  • Dale premios a tu mascota y acariciala si solo se acerca y olfatea de forma calmada al bebé.
  • Por ningún motivo debemos permitir que nuestra mascota lama a nuestro bebé, ya que son muy vulnerables a alergias y enfermedades.
Debemos enseñar y mostrar a nuestro bebé como tratar y cuidar a la mascota de la familia, sin embargo durante las primeras etapas de la vida del bebé nunca debemos dejarlo solo con nuestra mascota.

¿Qué debemos hacer si nuestra mascota presenta celos de nuestro bebé?

La llegada de un bebé a casa consume una enorme cantidad de tiempo.

Es posible que nuestra mascota interprete que cuando el bebé está presente no le prestamos atención.

Lo que podría derivar en que nuestra mascota pueda ver a nuestro bebé como un competidor y surjan los celos.

Pero no debes preocuparte, de daremos unos consejos para evitar esa situación:

  • Cuando el bebé está presente, debemos jugar, acariciar, hablar y dar premios a nuestra mascota.
  • Si el bebé no está presente, debemos reducir de forma deliberada la atención que se le presta a la mascota.

    De ésta forma tu mascota aprenderá que cuando está el bebé se juega y se divierte como siempre. Asociando al bebé con algo bueno y divertido.
  • Tanto el bebé como tu mascota requieren su propio espacio, el cuál debe estar bien delimitado para evitar infecciones.
  • Lo ideal es que la mascota no permanezca mucho tiempo en la habitación de tu bebé almenos durante el primer año de vida.
  • El plato y la cama de tu mascota no deben estar al alcance del bebé.

La regla más importante y sencilla para la convivencia sana entre un bebé y una mascota es NO dejarlos nunca solos antes de un periodo positivo de adaptación de ambos.

Una vez que tu hijo y tu mascota establezcan una conexion emocional, serán excelentes amigos y tu mascota lo amará y protegerá con todo lo que tenga.

Debemos ser conscientes de que los animales son muy nobles y si queremos tenerlos en casa, ellos merecen respeto y un lugar digno para vivir.

Con la llegada de un bebé a casa no podemos abandonarlos, ya que ellos desarrollan un amor incondicional para sus dueños.

Sin embargo, podemos acondicionar nuestra casa y marcar límites que sin duda es lo mejor para la convivencia de ambos.

Es factible que el pequeño cree anticuerpos al estar en contacto con nuestra mascota.

Cabe destacar que diversas investigaciones apuntan a que este tipo de relación hace que los niños sean menos propensos a infecciones y enfermedades.

Según los especialistas, la convivencia con una mascota es muy beneficiosa ya que contribuye a la educación de un niño más sociable y con mayor sentido de responsabilidad.

Hasta los 2 o 3 años de edad, el niño comienza a conocer su entorno fundamentalmente a través del tacto al ver a la mascota.

El bebé intentará acariciarla, palpar su piel y su pelaje pero aún no entienden que los animales pueden sentir dolor y sufrimiento.

Sin tener la intención, pueden hacerles daño al tocarle los ojos, el hocico, las orejas o jalar su pelaje.

Para evitar esos malos momentos a nuestro peludo amigo, debemos enseñar a nuestros hijos como se debe acariciar a una mascota y cuidar de ella.

Previous article¿Porqué dormir es bueno para nuestra salud?
Next articleLas Bicicletas que comen contaminación
Soy una costarricense residente en México, por lo general soy una persona bastante sociable, me gusta trabajar en equipo y llevarme bien con mis compañeros eso hace más ameno el ambiente de trabajo y que pueda ambientarme y adaptarme a diferentes situaciones, uno de mis objetivos es siempre ser lo más eficiente posible en lo que hago, me gusta el orden y honestidad en las cosas y por lo general eso hace que sea buena en resolución de conflictos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here