¿Porqué es importante que tengamos un buen desayuno?

0
22

En la actualidad, la sociedad se mueve tan deprisa que ha olvidado la importancia de un buen desayuno.

El desayuno es la comida más importante del día, debido a que paasmos 8 horas o más sin comer.

Un desayuno nutritivo ayudará a que pasemos el resto del día con menos hambre y tengamos más energía hasta el momento del almuerzo y de la cena.

Al ser la primera comida del día, un buen desayuno nos aporta la energía necesaria para comenzar la jornada con vitalidad.

Un buen y nutritivo desayuno favorece el rendimiento físico e intelectual, la concentración y la memoria.

Las personas que no desayunan corren 21% más de riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, comparadas con las que sí lo hacen.

Existen algunos alimentos que no aportan los nutrientes necesarios, entre los que podemos mencionar:

1- Pan blanco:

A diferencia del pan integral, la sensación de saciedad del pan blanco es menor ya que es bajo en fibra.

Una dieta rica en fibra ayuda a mantener la integridad intestinal y ayuda a reducir el colesterol malo.

2- Solo un batido y nada más:

Es una opción de desayuno que no contiene mucha proteína, por lo que la sensación de satisfacción por mucho tiempo es poco probable.

La fructosa, el azúcar de la fruta tiene carbohidratos simples que se absorben más rápido y generan que el individuo sienta hambre.

Las personas que solamente desayunan un yogurt y fruta, por ejemplo, tienen hambre muy rápido ya que esos dos azúcares los absorben rápidamente.

3- Cereales azucarados:

Los cereales industriales y azucarados, elevan muy rápido la glucemia.

Como resultado pueden causar un breve estallido de energía que durará un corto periodo de tiempo y luego te sentirás cansado nuevamente.

4- Barras de cereal:

Las barras energéticas contienen poca proteína y mucha azúcar agregada, debido a esto no se considera una opción nutritiva.

5- Manteca y margarina:

El consumo de alimentos ricos en grasas saturadas está relacionado con la aparición de enfermedades crónicas como las cardiovasculares y la obesidad.

El desayuno es la comida más importante del día para todas las personas con o sin diabetes. Provee nutrimentos y energía para mantener activo el organismo.

¿Porqué no debemos saltarnos el desayuno?

Saltarse el desayuno puede ocasionar hipoglucemias (bajo nivel de glucosa en la sangre) a lo largo de la mañana.

La hipoglucemia causa desgano, falta de concentración, mareos y una fuerte sensación de hambre por el resto de las comidas del día.

Cuando una persona no desayuna, su apetito va a ser mayor en la siguiente comida, además sometemos a nuestro cuerpo a un gran esfuerzo ya que no recibe el alimento dentro de la primera hora en que nos levantamos.

Al hacer eso, nuestro organismo entra en un estado de ayuno prolongado y se prepara para no recibir alimentos en las proximas horas.

Cuando llega la hora de la comida, nuestro cuerpo almacena los alimentos como grasa debido a que no sabe cuando recibirá los próximos nutrientes.

Si decidimos mantener la costumbre de no desayunar, seremos sensibles a desarrollar los siguientes padecimientos:

  • Aumentamos un 21% la probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2.
  • Incrementamos el riesgo de tener un índice de masa corporal alto.
  • Si eres hombre, aumentas un 27% la probabilidad de recibir un ataque al corazón.
  • Si eres mujer serás más sensible a presentar una elevación de lípidos en la sangre.
  • Tendremos un mayos riesgo de obesidad.
  • Incrementaremos la posibilidad de tener alto nuestro colesteroly triglicéridos.

¿Qué debe contener un buen desayuno?

Al desayunar todos los días obtenemos beneficios como:

  • Mejorar el control de nuestro peso.
  • Nuestro organismo estará más activo.
  • Seremos más productivos durante el día.
  • Reducimos el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.
  • Prevenimos el desarrollo de diabetes tipo 2.
  • Aumentamos nuestras habilidades cognitivas.
El horario ideal para realizar el desayuno es entre las 7:00 y 9:00 am, media hora después de despertar ya que las reservas de energía solo alcanzarán para ese periodo de tiempo.

También es importante realizar una colación o merienda a media mañana entre 10:00 y 11:00 am para cumplir con las recomendadas 5 comidas al día.

Por lo que el ciclo sería de la siguiente manera:

  • Entre 7:00 y 9:00 am debemos tomar el desayuno.
  • La primera colación debemos tomarla entre las 10:00 y 11:00 am.
  • El almuerzo debemos tomarlo entre la 1:00 y 2:00 pm.
  • La segunda colación debemos tomarla entre las 4:00 y 5:00 pm.
  • Por último la cena se debe tomar entre 7:00 y 8:00 pm.

Al igual que es importante no saltarse del desayuno, también lo es el cuidar lo que comemos.

Un desayuno saludable debe contener:

  • Hidratos de carbono: De preferencia de lenta absorción como la que aportan los cereales integrales.
  • Proteínas, fibra y grasa: como las que aportan los frutos secos, los huevos, las carnes magras, el queso, leche, vegetales, etc.

Se recomienda que los alimentos que consumimos en la mañana contengan:

  • 30% de verduras.
  • 25% de cereales, leguminosas y tubérculos.
  • 25% de productos de origen animal (proteínas).
  • 20% de fruta.

Un buen desayuno nos ayuda a evitar que lleguemos con demasiada hambre a la siguiente comida y evita que estemos picando entre horas.

Una buena forma de pasar el tiempo es desayunar acompañados.

Ya que nos ayuda a mejorar nuestro perfil nutricional al comer más despacio, favoreciendo la digestión y al mismo tiempo mejorando nuestros vínculos afectivos.

Por el contrario si nos acostumbramos a saltarnos el desayuno, podemos cultivar ese mal hábito incluso sin darnos cuenta.

Si ya posees ese hábito, lo ideal es iniciar con pequeñas cantidades todos los días de la semana e ir poco a poco adquiriendo el hábito de desayunar todos los días.

¡Anímate, desayuna sanamente y empieza tu día con mucha energía!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here