¿Porqué no debemos jalar a los niños pequeños de sus brazos?

0
35

Cuando tenemos niños pequeños en casa o a nuestro alrededor nos damos cuenta de que son muy frágiles, ya que su cuerpo aún está formándose.

Si no tenemos el debido cuidado al tratar a nuestros niños sin quererlo, podriamos ocasionar lesiones en sus pequeños cuerpos.

Una de las formas más comunes que tienen los padres de jugar o mover a sus hijos es levantarlos de sus brazos.

Uno de los juegos más populares es “el avioncito”, un juego donde se toman los brazos del bebé y se jala dando vueltas.

Para los niños esto es muy divertido, pero debes tener cuidado ya que puedes dislocar su codo o fracturar su muñeca.

Sin embargo, más que levantarlo, estamos jalando a nuestro bebé y uno de los inconvenientes que puede surgir es una lesión conocida como “codo de niñera”.

El codo de niñera es una lesión muy dolorosa que afecta a niños de entre 1 y 5 años de edad y puede acarrear problemas a largo plazo.

Esta lesión se da cuando el hueso del codo se sale de su posición normal. Es decir, si jalas con demasiada fuerza los brazos de tu bebé podrías dislocarle el codo sin querer.

Si tu bebé no para de llorar y se niega a mover el brazo por el dolor que siente debes llevarlo a un médico de inmediato.

El diagnóstico de codo de niñera solamente puede darlo un médico, ya que para darlo es necesario un exámen físico para que los ligamentos dislocados vuelvan a su lugar y la lesion pueda sanar más rápido.

Dichas lesiones también pueden producirse cuando la madre o el padre traen de la mano a su hijo y tropiezan.

Por instinto el padre jala el brazo del niño y si su cuerpo se va al lado contrario del de los padres, están más propensos a lastimarse.

Afortunadamente este problema se puede corregir sin necesidad de inmovilizar, pues los médicos pueden realizar ciertas maniobras para reacomodarlo.

Para saber si el pequeño tiene una dislocación, el dolor hará que el pequeño llore, encoja y no quiera mover su brazo.

También puede que no quiera colocar la palma de su mano hacia arriba debido al dolor.

¿Cómo podemos evitar estas lesiones?

  1. No levantes repentinamente a tu bebé de sus manos o brazos.
  2. Evitar balancear a tu bebé por sus brazos.
  3. No jalar directamente al niño de sus manos o brazos.
  4. Para evitar una lesión tómalo suavemente por debajo de las axilas.

Debemos ser concientes de que los niños pequeños son frágiles debido a que su cuerpo aún se encuentra en desarrollo.

Por lo que es muy importante que seamos cuidadosos para evitarles un mal momento por causa de una lesión sin intención.

Es sumamente importante que si existe una lesión, los padres no intenten acomodar el brazo por ellos mismos ya que la inexperiencia puede llevar a un problema más grave para el menor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here