¿Porqué no debemos sudar el alcohol en el gimnasio?

0
40

En algún momento, todos nos hemos pasado de copas en alguna reunión social y al día siguiente nos tenemos la tan famosa resaca.

Ahora que se acercan las temporadas de fiestas, los excesos están a la vuelta de la esquina, sobretodo en el caso del alcohol.

Algunas personas deciden que deben ir a quemar las copas de la noche anterior, sin embargo, ¿Deberían ir al gimnasio con resaca?

Sigue leyendo y te contaremos la razón por la cuál debes pensartelo 2 veces antes de irte al gimnasio despúes de una borrachera.

Cuando tenemos resaca, nos sentimos mareados, con dolor de cabeza y algo sensibles a los sonidos.

¿Porqué no debes hacer ejercicio despúes de beber alcohol?

En muchos gimnasios dan sus clases y entrenamientos mas fuertes los fines de semana en la mañana porque está de moda “sudar el alcohol” de la noche anterior.

Los expertos advierten que entrenar con resaca no es una buena idea, porque además de no curar tu resaca, también incrementas el riesgo de lesiones.

Cuando bebemos nuestro cuerpo lo identifica como una toxina e inmediatamente el hígado trabaja para limpiar y eliminarlo.

El problema es que nuestro hígado solo puede metaforizar cierta cantidad de alcohol en el transcurso de 1 hora.

Si tomás en exceso, tu hígado no podrá eliminar todo y es cuando acabas con resaca.

El ejercicio no cura la resaca, el cuerpo necesita tiempo para eliminarlo y debes saber que el “sudar el alcohol” va a empeorar tu resaca.

A los hombres les afecta menos el alcohol que a las mujeres, ya que el alcohol se descompone por medio de una enzima llamada deshidrogenasa, y los varones tienen más de ella que las mujeres.

Cuando bebemos alcohol, digerimos el 20% en nuestro estómago y el resto se va a nuestro intestino delgado.

Posteriormente viaja al torrente sanguíneo filtrandose por el hígado y eliminandose por la orina y el sudor.

El alcohol provoca en nuestros músculos una acidosis, la cuál es una acumulación del ácido láctico.

Cuando obligamos a nuestros músculos a trabajar y rendir despues de beber, éstos no están en las mejores condiciones debido a la falta de reposo.

El realizar ésta acción incrementa el riesgo de una lesión deportiva y el peligro cardiovascular también se incrementa.

En otras palabras, la resaca podría ser el menor de nuestros males.

Cuando consumimos alcohol inhibimos la hormona que controla la reabsoción del agua y podemos deshidratarnos con mayor facilidad.

Cuando realizamos deporte la deshidratación producirá un agotamiento exagerado o la aparición de calambres.

Si deseas hacer ejercicio durante el verano después de beber, lo mejor será que te abrigues bien ya que el alcohol provoca una vasodilatación.

La vasodilatación provoca una pérdida de temperatura corporal, por lo que sentiras bastante frío.

En caso de que estés bajo algún tipo de tratamiento de fertilidad, debes tomar en cuenta que el alcohol suprime la producción de testosterona, así que cuanto más bebas, más eliminarás.

Nuestro cuerpo no puede eliminar el alcohol por completo y se queda ahí adhiriéndose a las células grasas, debido a esto a los más llenitos les afecta menos su consumo.

Mi más sincera recomendación es que no vayan al gimnasio después de una noche de excesos en el alcohol, ya que saldrán peor de como entraron.

Si aún así estás deseoso de hacer ejercicio después de haber bebido, deberás hidratarte a consciencia para que recuperemos el equilibrio de líquidos.

También te recomiendo realizar ejercicios de sudor ligero, como por ejemplo bicicleta o caminar rápido para evitar una descompensación.

Si tanto deseas entrenar escoge un entrenamiento cardio suave y no olvides hidratarte muy bien mientras haces ejercicio.

Para combatir una resaca lo mejor que puedes hacer es rehidratarte, reponer los electrolitos perdidos y comer carbohidratos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here