Procedimientos quirúrgicos para adelgazar de manera permanente

0
118

Una persona puede convertirse en obesa por diversos factores. Una cuestión como la depresión, por ejemplo, puede influir en que una persona empiece a alimentarse con mayor intensidad. En otros casos, la obesidad se desarrolla como fruto de una vida demasiado sedentaria.

Y entonces ocurre que a pesar de que la persona se empeña en adelgazar, asistiendo al gimnasio o llevando determinadas dietas, su cuerpo es poco propenso a la pérdida de peso. Se trata de un fenómeno que se origina porque no se mantiene una disciplina adecuada y lo poco que se logra perder en la actividad física, se repone con mayor alimentación.

En otros casos, la obesidad de la persona está tan avanzada, que su cuerpo queda inhabilitado para realizar actividad física. En este caso se habla de obesidad mórbida. Por eso, en el mundo quirúrgico se han propuesto algunas soluciones para aportar en la meta de reducir de peso y adelgazar.

He aquí un resumen de algunas de las opciones disponibles:

Balón intragástrico

Balon intragástrico ayuda a reducir la sensación de hambre.

Con esta intervención se reduce el tamaño del estómago introduciendo una esfera de suero salino. Al tener un estomago con menos capacidad de almacenamiento, la sensación de hambre se reduce, lo que a su vez se traduce en una menor ingesta de alimentos.

Se considera una operación bastante sencilla y segura que puede realizarse de manera bucal, es decir, a través de una endoscopia. A la persona se le introduce por la boca el balón y luego se le suministra el líquido que la infla, ocupando así el espacio. Luego se procede a sellar la válvula.

Este balón permanecerá en el estómago durante un tiempo de 6 a 8 meses. Se estima que con esta cirugía una persona puede perder un promedio de un kilo por semana.

Banda gástrica

La banda gástrica garantiza un nivel de consumo inferior de alimentos

La banda gástrica busca reducir el tamaño del estómago para garantizar un nivel consumo de alimentos inferior. Lo que ocurre es que la parte superior del estómago adquiere una banda, lo que reduce su tamaño a menos de un tercio de su tamaño habitual.

Cuando la persona empieza a ingerir alimentos, sus raciones serán del tamaño de un pequeño plato de postre. El estómago, al conservar la totalidad de su tamaño, realizará el mismo proceso de digestión con dicho alimento. Solo que ahora será más moderado con su trabajo.

Mientras tanto, la persona se alimentará durante 5 periodos al día, equilibrando así el nivel de hambre que posee. Esta es una operación un poco más invasiva, en tanto para aplicar la banda gástrica se requiere realizar unos pequeños cortes en el abdomen.

La cirugía garantiza una pérdida del 50% del peso en un periodo de 24 meses.

Manga gástrica

Este tipo de intervención quirúrgica también está enfocada en reducir el tamaño del estómago. Se estima que el cirujano suele realizar una reducción del 75% al  80% de su tamaño, lo que le concede al estómago la dimensión de una especie de plátano. Esta intervención se realiza por laparoscopia.

Esto quiere decir, que el abdomen afronta ciertas incisiones del tamaño de un centímetro para introducir los equipos de corte. Al reducir el tamaño del estómago, la persona consumirá menos alimentos y entonces, el metabolismo del cuerpo hará uso de la grasa acumulada en los músculos para suplir la ausencia de alimentos.

Esta es una cirugía que le permite a persona reducir de peso en tiempo record, pero se necesita la asesoría nutricional de una persona para alimentarse siempre con los mejores nutrientes, en vista de que el nivel de alimentación será menor.

La manga gástrica se parece en gran medida a la plicatura gástrica, que también busca reducir el estomago a un 80% de su tamaño original.

Bypass

El Bypass es de los mas comunes, una persona puede perder 75% del peso que excede.

El Bypass es una de las intervenciones quirúrgicas más famosas. Consiste en unir la sección superior del estómago con lo que es el duodeno, es decir, el intestino delgado. Se considera una técnica muy efectiva en tanto se reduce el nivel del estomago, reduciendo a sí mismo el deseo por alimentarse.

Pero al mismo tiempo se obliga al organismo a realizar una digestión más rápida, ejerciendo una mejor absorción de los nutrientes. Se estima que en un solo año, la persona puede perder hasta el 75% del peso que lo excede. Esta cirugía, que suele tardar unas tres horas en concretarse, se complementa con hospitalización de un día.

Abdominoplastia y liposucción

La liposucción de los procesos mas comunes.

Estas cirugías, se enfocan en retirar la grasa acumulada por el cuerpo de manera directa. Son cirugías que se realizan con anestesia general y en donde se trabajan con diversos equipos para eliminar la grasa acumulada.

En la abdominoplastia se trabaja directamente con el bisturí, mientras que en la liposucción lo que se realiza es la aspiración.


Es evidente que la mayor parte de las cirugías para perder peso se enfocan en disminuir el volumen de alimentos que una persona pueda ingerir al día. Es normal que una persona dotada con un estómago demasiado grande, tenga el instinto natural de alimentarse más para saciarse.

Disminuir el tamaño del estómago garantiza que la persona consuma menos y haga uso de las grasas acumuladas en el cuerpo. El éxito está garantizado en tanto la persona podrá mantener una dieta saludable, mientras su cuerpo se adapta a un ritmo de vida menos voraz.

Mientras tanto, cirugías como la abdominoplastia o liposucción están orientadas como soluciones estéticas para personas cuya obesidad es menos mórbida y donde el bisturí tiene la misma misión que un cincel que termina de esculpir la belleza de un bonito cuerpo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here