Todo lo que debes saber acerca del Trastorno del Espectro Autista

0
51

El campo de la medicina ha mostrado un gran avance en los últimos años. Hoy en día tenemos un amplio conocimiento acerca de muchas enfermedades complejas que pueden afectar directamente el comportamiento de las personas.

Una de esas enfermedades complejas, es el Autismo. ¿Alguna vez ha escuchado acerca del autismo o conoce alguna persona con éste diagnóstico?.

Te contaremos un poco acerca de éste complejo trastorno, el cuál actualmente no tiene cura. Es un trastorno que puede ser controlado para mejorar la calidad de vida de quien lo padece.

La primera vez que el mundo escuchó acerca del autismo fué en el año 1943. El psiquiatra Lane Kanner de origen austriaco lo descubrió a través de un trabajo realizado en un grupo de niños diagnosticados con aparente esquizofrenia.

El origen de la palabra autismo viene del griego eaftismos que significa “encerrado en uno mismo”.

El autismo es un grupo de afecciones que generan alteraciones en el neurodesarrollo de una persona.

Quienes lo padecen muestran patrones de comportamiento repetitivos, obsesivos y dificultad para la comunicación e interacción social.

Actualmente el diagnóstico de autismo ha recibido una gran difusión a través de medios de comunicación y asociaciones de la salud.

Los términos más aceptados acerca de dicho trastorno son los del DSM V (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Quinta edición). Adoptando el término de Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Podemos definir el autismo como un grupo de afecciones que se caracterizan por alteraciones en el neurodesarrollo. El Autismo tiene una mayor prevalencia en los varones.

De acuerdo con datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) 1 de cada 160 niños tiene un trastorno del espectro autista.

De los registros en México para el año 2013, este padecimiento se encontraba entre las primeras cinco causas de consulta psiquiátrica infantil.

¿Cuáles son las causas y los factores de riesgo?

El trastorno del espectro autista es un padecimiento multifactorial. Factores ambientales y genéticos interactuan para desarrollar variaciones específicas de esta enfermedad.

Entre los factores potenciales de riesgo identificados podemos mencionar:

  • Mujeres que consumen anticonvulsivantes (fármacos usados para combatir, prevenir o interrumpir las convulsiones o ataques epilépticos).
  • Edad avanzada de la madre o el padre.
  • Mujeres con un corto periodo de embarazo.
  • Embarazos prematuros o múltiples.

No existen pruebas que demuestren que las vacunas aumenten el riesgo de padecer esta enfermedad.

¿Cuáles son los principales síntomas?

Los síntomas fundamentales del autismo son dos:

  • Deficiencias persistentes en la comunicación y en la interacción social.
  • Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades.

Es importante diagnosticar este trastorno a temprana edad para el inicio del tratamiento.

Los primeros síntomas de autismo se pueden apreciar desde los 18 meses de edad.

Algunos niños muestran un desarrollo normal hasta los 2 o 3 años de edad. Al transcurrir el tiempo se mostrarán indiferentes a la participación social y comenzarán a aislarse.

La gravedad de los trastornos del espectro autista puede variar mucho y se basa en:

  • El grado en que la comunicación social.
  • La insistencia en la regularidad de las actividades.
  • La constancia de sus alrededores.
  • Adherencia a patrones de comportamiento repetitivos afectan el funcionamiento diario de la persona.
Existen algunas películas que hablan acerca de este tema, entre las cuales destacan “Mi nombre es Khan”, “I am Sam” o “Rain Man”, que nos ofrecen un panorama bastante amplio para comprender en qué consiste el autismo y como afecta la vida y el entorno de quien lo padece.

Entre los criterios que nos pueden ayudar a detectar los signos de alarma para la detección de este trastorno podemos mencionar:

  • El niño no responde a las expresiones faciales de los padres.
  • Mantiene un contacto visual nulo o establece muy poco contacto visual.
  • El niño no señala objetos ni eventos para lograr que los padres los miren.
  • El niño no suele tener expresiones faciales adecuadas.
  • Es incapaz de percibir lo que otros podrían estar pensando o sintiendo al observar sus expresiones faciales.
  • Los niños no muestran empatía porpor los demás.
  • Es incapaz de hacer amigos o no le interesa hacerlo.
  • Interés en olfatear y palpar objetos.
  • Conductas de apego a ciertos objetos.
  • Inflexibilidad en sus rutinas y patrones.

¿Cómo podemos distinguir a un niño con autismo de otros con desarrollo típico?

Brindaremos algunos ejemplos que pueden ayudar a los padres a identificar los síntomas tempranos del autismo:

1- A los 12 meses:

  • Un niño con desarrollo típico, voltea su cabeza cuando escucha su nombre.
  • Los niños con autismo es posible que no voltee a mirar pero sí responde a otros sonidos.

2- A los 18 meses:

  • Un niño con retrasos del habla, usualmente señala con el dedo y hace gestos o expresiones faciales para compensar su falta de habla.
  • Los niños autistas no realizan dicha acción, pueden limitarse a hablar imitando o repitiendo lo que escuchan a su alrededor.

3- A los 24 meses:

  • Un niño con desarrollo típico trae una imagen para mostrarle a su madre y comparte su alegría con ella.
  • Los niños autistas pueden traer un frasco de burbuas de jabon para que se lo abra, pero no muestra sus emociones o hace contacto visual con su madre por jugar juntos.
El trastorno del espectro autista (TEA) es una afección neurológica y de desarrollo que comienza en la niñez y dura toda la vida. Afecta cómo una persona se comporta e interactúa con otros, se comunica y aprende. 

He identificado algún signo de alarma, ¿Qué debo hacer?

Es importante tener en cuenta la importancia de las consultas de control de niño sano en las primeras etapas de la vida, donde se evalúan las características de crecimiento y desarrollo normales.

En caso de existir alguna anomalía se deberá derivar al nivel correspondiente. La información acerca de los hitos del desarrollo nos da un panorama general de las habilidades generales de acuerdo a la edad del paciente.

No existe un tratamiento específico para este trastorno, los fármacos utilizados dependerán de la valoración médica y usualmente se usarán para el control y moderación del comportamiento.

El tratamiento es multidisciplinario con énfasis en la familia.


El trastorno del espectro autista, actualmente es un tema bastante complejo donde el abordaje del tema dependerá del dominio más afectado en el paciente.

La familia definitivamente juega un papel muy importante en la identificación, consulta oportuna y aceptación del padecimiento.

Es muy importante que la familia entienda el compromiso y la condición de su familiar; el tener una participación activa es importante para el tratamiento.

El objetivo de involucrar al entorno cercano del paciente (familia) es mejorar su pronóstico y calidad de vida.

En caso de sospechas sobre su hijo o familiar, no dude en acercarse a su prestador de servicios de salud más cercano.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here